logotype

La Torta de huevo

«De la repostería doméstica, en una ancha comarca como es la "tierralburgo", hay que enumerar los sobones, cuyo nombre deben a que la masa ha de venir muy bien sobada, naturalmente. Luego, se le incorpora manteca fresca de cerdo, al interior, y algo de azúcar; en otros casos nada fuera.

De Casarejos los finísimos sobadillos. Y también ya, sobones en Berlanga.

Pero una repostería doméstico-industrial, de temporada, en El burgo mismo es la torta de huevo, de la que yo he escrito para otras villas y aldeas, sin necesidad, de pascua, sino de encender el horno, y hacer hornada; aquí se come como repostería típica, en la Pascua de Resurrección. En otras regiones es el roscón de Pascua, sin huevo; y en otras los huevos de Pascua -de chocolate- sin roscón. Por variar, les llaman en Cataluña "mona" y traen montado un especial consumo, para ahijados y otras parentelas. Pues en El Burgo, torta con huevo al medio y externo, naturalmente. Es decir, al preparar la masa en tabla, bastante para que suba la torta, se incrusta un huevo crudo, en su mitad, al eje. Y almismo tiempo que la torta se cuece, también el huevo, -que otros dicen que se saca asado-, pero, es lo cierto que la torta de huevo es un manjar.

Me preguntaron en alguna ocación cómo quedan fabricas estas "tortas de huevo del Burgo", y se me ocurrió definir:

"... son abizcochadas, y tienen, generalmente, por razón de estética y mejor manejo, de 20 a 22 centímetros de diámetro; de alto, llega a 4 cm., salvo en el eje que alcanzan 7. Porque el huevo va enterrado, en su mitad en masa y torta, y otra mitad, saliente; aunque, como si se tratara de atarlo, aun le cruzan dos cordones o tiras de masa que componen, sobre el huevo una cruz. Estos y la parte más concéntrica de la pieza, va regada de azúcar, muy fina; y el huevo ¿cocido o asado? Pues... mitad y mitad; más espeso y sólido que cuando es cocido en agua; y mucho menos blanco... como si el calor del horno produjera un tintaje de la yema en la clara".

Corre en El Burgo, aquel día por las calles en las que desde hace dos siglos cantaron los serenos, un perfume de inciensos y de aromas de flores, por la procesión del ¡aleluya!. Y, más tarde, el buen aroma también a la torta de huevo con que van a felicitarse esta Pascua Florida los amigos burguenses entre sí.

La historia no se escribe sola. La escriben las gentes, generación tras generación, cuando tienen pálpito de raza y corazón burgense.»

«Memorial de Soria» de Miguel Moreno

Visitas

183650
Hoy
Ayer
Último mes
43
56
2324

Tu IP: 54.196.126.39
17-08-2017
2017  Casillas de Berlanga (Soria) :: Ermita de San Baudelio  || Contacto: Asociación "Amigos de Casillas"